06 junio 2016

Así influye el escándalo de los motores trucados en la venta de un Volkswagen de segunda mano

Las ventas de Volkswagen en España no parecen sufrir en exceso los efectos del Dieselgate. Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), la marca alemana vendió en España 9.007 vehículos nuevos, consolidándose como la líder del mercado. Los datos además la confirman en la cabeza del ranking de fabricantes, una posición que no ostentaba desde septiembre de 2015. Si bien en las ventas de coches nuevos la marca no padecen mucho los efectos del escándalo de emisiones, en el mercado de segunda mano el trucaje del motor es un factor a tener en cuenta como el precio, la potencia o el tamaño.

Es el caso de David García, un joven pontevedrés que adquirió su Volkswagen Passat en junio de 2012 a través de una compra flexible. Este método contemplaba que a los cuatro años podría refinanciar el vehículo o entregarlo para que le dieran uno nuevo a cambio. Sin embargo, cuando se dirigió este año a cumplir con esa parte del contrato, David asegura que “me lo tasaron y después me ofrecieron una miseria por el coche, entre 10.000 y 11.500 euros, cuando me costó más de 30.000”. Ante la falta de soluciones por parte de la compañía, decidió colgar un anuncio en un portal de venta de vehículos de segunda mano, donde tuvo sus dificultades. “Hay gente que te pregunta si el coche está afectado por el escándalo e incluso ha habido personas que me querían rebajar el precio entre 1.000 y 2.000 euros por ello”.


García denuncia que “desde Volkswagen no me han dado ninguna solución, les he llamado y escrito pero nada. Ni siquiera han dicho que sean culpables de haberme engañado, no hacen autocrítica. Me he puesto en contacto ya con un bufete de abogados para presentar una demanda individual y que me indemnicen por el daño ocasionado”. Se siente engañado "porque por ejemplo, cuando vendían el coche siempre decían que cumplían con las normativas medioambientales, y hasta tengo un folleto donde se comprometían a plantar un árbol por el coche. Pero luego es todo mentira”.

La batalla judicial en España contra Volkswagen todavía avanza despacio. Recientemente un juzgado de Torrelavega dio la razón al fabricante, desestimando así el recurso del afectado que pedía la anulación de la compra y obligándole a pagar las costas. Mientras, en Alemania el criterio usado en la primera sentencia es contrario, ya que un matrimonio muniqués si será compensado con la devolución del precio del vehículo.

Asimismo, las plataformas de ventas de vehículos Volkswagen de segunda mano también notan los efectos del escándalo de emisiones. Almudena, comercial de Autofesa, cuenta que "algunos clientes nos preguntan si el coche está afectado, pero al menos en el mercado de segunda mano no es un factor determinante, ya que la gente sigue considerando a Volkswagen una marca muy potente". Este es uno de los motivos que explica la poca variación en las ventas de la automovilística alemana en España tras el Dieselgate. No obstante, sí reconocen que han tenido cancelaciones de reservas una vez que los clientes confirman que el coche de segunda mano es uno de los afectados. 

En el departamento comercial de Canalcar también han tenido experiencias con las ventas de vehículos Volkswagen de segunda mano. Un portavoz de la compañía explica que "alrededor de uno de cada cuatro clientes que quiere comprar un Volkswagen pregunta si está trucado". Sin embargo, dejan constancia de que "no es un factor decisivo, solo unos pocos deciden cambiar el coche por otro Volkswagen similar que no esté trucado". Desde el concesionario insisten en que "se pueden contar con los dedos de una mano los clientes que se han ido de vacío, no pasa. La mayoría, cuando sabe que está trucado, tan solo cambia de modelo dentro de nuestro stock".
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.