05 mayo 2016

Los candidatos quieren forzar a Rajoy a dar la cara en los debates electorales

La celebración de debates en los medios de comunicación es una de las primeras cuestiones que van a abordar los comités de campaña de los partidos que esta semana han empezado a preparar sus estrategias electorales de cara al 26J. Sobre la mesa ya hay formalmente una propuesta de Atresmedia para reeditar el debate a cuatro como el que organizó en la pasada campaña electoral del 20D. En esta ocasión, la fecha propuesta a los partidos es el 16 de junio.

Tanto Pedro Sánchez como Albert Rivera y Pablo Iglesias han adelantado que están abiertos a repetir la fórmula de debates a dos y a cuatro que hubo en la anterior campaña. Pero en el PP no quieren adelantar si Mariano Rajoy accederá esta vez a un gran debate con los demás candidatos. "Eso lo tiene que estudiar el comité de campaña. Ya veremos", es la respuesta que dan en Génova. Los demás candidatos creen que el líder del PP debe dar la cara y así se lo reclamarán.


El PSOE, Ciudadanos y Podemos van a estar muy pendientes de la decisión que tome Rajoy. Una nueva negativa a debatir con Sánchez, Iglesias y Rivera convertiría el nuevo plantón en la primera polémica de la campaña electoral.

En el PP calibran la situación. Dentro del partido hay división de opiniones. Unos creen que Rajoy sabe defenderse muy bien y se crece en las distancias cortas. Pero en su propio equipo de campaña son muchos los que siguen pensando que los debates son un arma de doble filo y no acaban de ver las ventajas de un formato en el que consideran que el líder conservador continuaría teniendo todas las de perder.

Los populares siguen pensando que fue acertada la decisión de enviar a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, al único debate a cuatro que se celebró el 20D. Tampoco se arrepienten de que su atril quedara vacío en el debate que organizó El País. Su comité de campaña no quiso exponer al líder del PP a un "todos contra él" y consideran que hicieron bien en preservarle de ese trago.

Ahora, la necesidad de recortar los gastos de campaña ha puesto sobre la mesa la posibilidad de realizar más debates en los medios de comunicación en lugar de grandes mítines. La idea, lanzada por Albert Rivera, no es mal vista por los demás partidos. Sin embargo, en el PP vuelven a temer que casos de corrupción que se han multiplicado estos meses pongan a su líder contra las cuerdas.

"No se me ocurre ninguna excusa para que Rajoy no acuda esta vez a un gran debate", dijo Rivera el pasado martes al ser preguntado sobre si ve posible que Rajoy se niegue otra vez a debatir con los demás candidatos y envíe de nuevo a Sáenz de Santamaría o a otro dirigente.

El propio Rajoy ha reconocido este miércoles que no se siente "cómodo" en estos duelos. "No son algo cómodo porque hay que prepararlos y son una gran responsabilidad". "No es algo que me genere un gran entusiasmo", ha respondido en la Cadena SER. El líder del PP ha zanjado el asunto asegurando que será su comité de campaña el que decida a qué debates va y él hará "lo que me digan porque varios ojos funcionan mejor que dos".

Ciudadanos no quiere caer en los mismos errores

Pese al envite lanzado por Rivera, en Ciudadanos también van a cuidar mucho la exposición del líder en esta campaña para evitar los tropezones del pasado.Durante el 20D, el director de la campaña, José Manuel Villegas, reconoció que cometieron "errores" de estrategia. Uno de los fallos los achacó precisamente a los debates, tanto a los que acudió Rivera como a los que protagonizaron otros portavoces sin demasiada experiencia política.

Villegas admitió que el líder de su partido abusó de un discurso en tono "demasiado institucional" más digno de un presidente que de un aspirante a serlo y eso le pasó factura. "El Rivera de antes y el de ahora no tienen nada que ver. Ha madurado mucho en estos cuatro meses", afirman en su partido. 

En el PSOE aseguran que Pedro Sánchez no va a oponerse a acudir a los debates a los que se le invite. En la anterior campaña, se negó a asistir a uno organizado por la Universidad Carlos III con Rivera e Iglesias y eso dañó su imagen porque dio la sensación de que temía al líder de Podemos. Ahora, muchos diputados están convencidos de que Sánchez está en mejores condiciones de salir airoso de un debate frente a Pablo Iglesias que en la campaña del 20D.

También creen que un nuevo duelo con Rajoy le beneficiaría. Incluso ven como algo "positivo" su arrepentimiento por haberle acusado de no ser un líder "decente" en el único debate a dos que celebraron durante el 20D.

Podemos insiste en que donde mejor se mueve Pablo Iglesias es en los debates electorales que promuevan las televisiones. La experiencia de la anterior campaña les ha llevado a hacer un balance muy positivo del papel jugado por su líder.

En IU esperan que en esta ocasión no se margine de los debates a su candidato, Alberto Garzón, como ocurrió en la campaña del 20D. La coalición recurrió ante la Junta Electoral Central la decisión de excluirle de los debates a cuatro pero no logró que le dieran la razón.

Garzón volverá a reclamar en esta campaña su presencia en los debates aunque haya una confluencia de IU con Podemos dado que en el acuerdo quieren que quede muy claro que son dos fuerzas independientes con sus respectivos candidatos. 

Además del mencionado debate de Atresmedia para el 16 de junio, también la Universidad Carlos III acogerá esta vez un nuevo debate como el que moderó Carlos Alsina el 27 de noviembre. Será el 6 de junio. Por su parte, Manuel Campo Vidal, presidente de la Academia de Televisión, ha confirmado que las formaciones políticas no se han dirigido a la Academia para interesarse por organizar un debate como el que enfrentó a Rajoy con Pedro Sánchez. "Si no nos lo piden, no estamos en eso", ha explicado Campo Vidal. En el cara a cara del 14 de diciembre, la audiencia media llegó a los 9.728.000 espectadores.

En el PSOE, Podemos y Ciudadanos esperaban que TVE también propusiera a los cuatro principales candidatos acudir al plató a confrontar sus propuestas durante esta atípica campaña en la que todas las encuestas apuntan a que poco se moverá en el tablero político.

La respuesta de TVE ha sido rápida y en un comunicado también les ha invitado a participar en un debate realizado íntegramente por los Servicios Informativos de la casa, el 20 de junio en horario de máxima audiencia que se emitiría por La 1, Canal 24 horas y Radio Nacional de España (RNE).

Además, la cadena pública plantea otro debate entre las siete formaciones con grupo parlamentario propio que sería el 13 de junio.
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.