29 marzo 2016

Pedro Sánchez se abre a que Podemos y Ciudadanos estén en el Gobierno

A Pedro Sánchez le queda menos de un mes para conseguir convencer a Podemos de que se sume a su acuerdo con Ciudadanos para hacerle presidente del Gobierno. El PSOE retoma su agenda de contactos con el resto de fuerzas tras el parón de Semana Santa y el secretario general se verá con Pablo Iglesias este miércoles para retomar el diálogo entre sus formaciones después de ambos dirigentes fueran incapaces de hacerlo antes de las vacaciones, como habían quedado. En esa conversación, Sánchez quiere hablar de políticas, pero apenas 24 horas antes de que se produzca ha dejado claro que está abierto a que Podemos y Ciudadanos formen para de su Consejo de Ministros.

"No me cierro a que haya representantes de Podemos como no me cierro a que haya representantes de Ciudadanos", ha expresado Sánchez en una entrevista en Cadena SER. Hasta ahora el líder socialista había insistido en que no se cerraba a "ninguna formulación", consciente de que sus 90 diputados no le dan fuerza suficiente para gobernar en solitario. El candidato socialista no ha querido, no obstante, decir si los huecos en su gabinete para el resto de formaciones serían para Iglesias y Albert Rivera: "No he hablado con ellos", ha respondido. 


Su idea de "gobierno transversal" le permite aunar a las "fuerzas del cambio" y alejarse del "gobierno en coalición" que le ofrece Podemos y que levante suspicacias en las filas socialistas. Así, Sánchez ha asegurado que el "gobierno a la valenciana" que defiende Iglesias no cumple a nivel nacional los mismos requisitos que el que preside Ximo Puig. "El gobierno a la valenciana es un gobierno en el que hay dos fuerzas dentro apoyadas por Podemos desde fuera", ha explicado en referencia a PSOE y Compromís. No obstante, desde Podemos defienden que fueron la segunda y la tercera fuerzas las que sumaron.

"En Valencia hubo una mayoría absoluta de izquierdas", ha expresado Sánchez, que insiste en que cualquier acuerdo para formar Gobierno en España pasa por que Ciudadanos lo secunde. Así, en la reunión de este miércoles, instará a Iglesias a que se sume al acuerdo que firmó con Rivera y le invitará a que plantee cambios, que tendrán que recibir el visto bueno del partido naranja.


Disputa por el liderazgo: "Cuando haya Gobierno"

En cuanto al aplazamiento del Congreso en el que se dirimirá su liderazgo, Sánchez ha desvinculado la decisión de la aspiración de Susana Díaz a competir por su puesto, como la presidenta andaluza aseguró que estaba dispuesta a hacer. Ferraz sostiene que el secretario general no teme un enfrentamiento con la dirigente andaluza e incluso hay quienes en la dirección aseguran que sus palabras quedarían en un nuevo "amago" y que no optaría a presentarse si el cónclave se mantenía en mayo. Dejarlo como estaba era, a su juicio, la mejor estrategia para Sánchez porque lograría revalidar su liderazgo sin rival.

Así lo ha manifestado también el secretario general: "Si lo pensara en términos personales, después del referéndum a la militancia, hoy me convendría mucho más que en el futuro", ha expresado Sánchez que se siente reforzado después de que su pacto con Ciudadanos lo secundara el 80% de los militantes que participaron en la consulta. En Ferraz creen que el periodo de negociaciones ha reforzado a Sánchez como líder del PSOE. 

"Lo que estoy haciendo es, por responsabilidad, decirle a los españoles que el PSOE lo que está haciendo es dedicarse a la formación de gobierno", ha afirmado Sánchez, que, por el momento, no pretende poner fecha al Congreso del PSOE sino aplazarlo hasta "que se haya formado Gobierno". No obstante, en la dirección barajan el mes de septiembre en el caso de que tengan que establecer una fecha concreta.

"El criterio de la dirección ha sido siempre el mismo: se tiene que hacer cuando haya Gobierno", ha dicho Sánchez, que esta vez cuenta con el respaldo de las federaciones más críticas para retrasar el cónclave después de que estas forzaran que se adelantara. Ahora, los plazos en los que los aspirantes a la Secretaría General debían dar un paso al frente coincidían con el periodo aún abierto para que se intente formar Gobierno.

"Siempre dije que los tiempos del PSOE se tienen que acompasar a los de España. Hace dos meses preví que en el mes de mayo a lo mejor podía ser presidente, no ha podido ser porque hay partidos que han bloqueado -ha argumentado Sánchez sobre la primera fecha que los barones críticos impusieron y que aceptó para que no se viera un partido totalmente dividido-. Se hará ese Congreso una vez que haya gobierno", ha insistido.

Además, ha invitado a cualquier militante -en una referencia velada a la poderosa presidenta andaluza- a que se presente a las primarias para la presidencia del Gobierno si considera que va a obtener un mejor resultado electoral que el del 20D. Sin embargo, en las filas socialistas se da por hecho que Díaz no le plantará cara en las primarias sino que su aspiración será el Congreso para dirigir el partido. "El sistema político español ha cambiado y quien no lo quiera ver se estará haciendo trampas al solitario", ha advertido.
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.