25 febrero 2016

Repsol pierde 1.227 millones, recorta el dividendo un 20% y golpea a Sacyr

Repsol ha confirmado este jueves que perdió 1.227 millones de euros en 2015 tras provisionar 2.957 millones en un contexto de precios "muy deprimido" del crudo y gas, según ha informado este jueves la petrolera, que ha recortado además el dividendo un 20%.

Entre el dividendo a cuenta que ya pagó Repsol en enero y el que pagará tras la próxima junta de accionistas, desembolsará un dividendo total de 0,766 euros por acción con cargo a 2015, un 20% menos que los 0,96 euros de dividendo ordinario que pagó con cargo a 2014 (sin tener en cuenta el extrarodinario que repartió tras la indemnización de YPF). La decisión supone un golpe para Sacyr, el segundo accionista de Repsol, con una participación del 8,73%, que el año pasado ingresó un total de 117 millones en dividendos de la petrolera a cuenta de sus resultados de 2014. Los títulos de la constructora están entre los más castigados este jueves en el Ibex 35, al dejarse un 1,67%.


Las pérdidas de Repsol, las primeras de su historia, contrastan con las ganancias de 1.612 millones de un año antes, No obstante, la compañía elevó su beneficio neto ajustado un 9%, hasta 1.860 millones. Este resultado, que refleja la marcha del negocio, demuestra la "fortaleza" de la multinacional ante escenarios adversos como el actual entorno de precios del crudo y del gas. Dado que la mayor parte de las provisiones realizadas responden al contexto de precios del crudo y del gas, la empresa confía en poder revertirlas en las cuentas de resultados de próximos ejercicios.

El negocio de Downstream, que incluye las actividades de Refino, Química, Marketing, Trading, GLP y Gas & Power, tuvo un comportamiento "excelente" durante 2015, con un incremento de su resultado neto ajustado del 113%, hasta alcanzar 2.150 millones de euros. Este resultado ha sido impulsado, según la compañía, por los "históricos" márgenes de refino y química de Repsol, reforzados por las inversiones en eficiencia y mejora operativa acometidas por la compañía en los últimos años y que han permitido aprovechar al máximo la situación actual del mercado.

En respuesta al actual entorno, en 2016 Repsol ha puesto en marcha medidas adicionales para reforzar los objetivos marcados en su Plan Estratégico 2016-2020, entre las que se incluyen aumentar y acelerar las sinergias y eficiencias, reducir inversiones y profundizar en el programa de desinversiones en activos no estratégicos que le permita sortear la rebaja de su deuda a "bono basura" por parte de las agencias de calificación de riesgos. Este jueves, Repsol ha anunciado la venta de su negocio eólico en Reino Unido al grupo chino SDIC Power por 238 millones, con unas plusvalías netas de 109 millones.

La compañía ya ha materializado más de 200 millones de dólares de sinergias derivadas de la integración de la canadiense Talisman, cerrada en mayo del año pasado, y ha aumentado su objetivo hasta los 400 millones de dólares desde los 220 millones iniciales. 

Repsol profundizará, además, en su programa de eficiencia, con lo que alcanzará en 2016 una cifra cercana a 1.100 millones de euros, más del 50% del objetivo fijado en el Plan Estratégico para 2018. Este jueves, Repsol ha anunciado la venta de su negocio eólico en Reino Unido al grupo chino SDIC Power por 238 millones, con unas plusvalías netas de 109 millones de euros, según la petrolera.

Además, Repsol reducirá en 1.800 millones de euros adicionales la inversión prevista para los años 2016-2017, con lo que se situará por debajo de 4.000 millones de euros en 2016 y en una cifra similar en 2017. Esta reducción representa un 20% adicional respecto a lo comprometido en el Plan Estratégico.

La deuda financiera neta de Repsol al cierre del ejercicio se situó en 11.934 millones, frente al mínimo histórico de 1.935 millones de un año antes, a causa de la adquisición de Talismán. No obstante, la cifra es 1.189 millones inferior a la del tercer trimestre, debido a la fuerte generación de caja, que permitió cubrir inversiones e intereses.

La producción de hidrocarburos de Repsol se situó en el último trimestre del año en 697.500 barriles equivalentes de petróleo al día, lo que supone un aumento del 88% respecto al mismo periodo de 2014.

El beneficio neto ajustado de Gas Natural Fenosa, participada por Repsol, aportó 453 millones, un 3% más que el año anterior, gracias a la contribución de CGE Chile y a un mejor desempeño en Latinoamérica, que han compensado la menor contribución del negocio de comercialización de gas.

Retribuciones

Los principales directivos de Repsol Antonio Brufau y Josu Jon Imaz recibieron 2,9 millones de euros de retribución cada uno en 2015, lo que supuso en el caso del primero una reducción del 23% frente a los 3,8 millones de 2014, y en el del segundo, un 44% más que los 2 millones de un año antes.

Ambas diferencias se deben a que en abril de 2014 el consejero delegado de Repsol, Imaz, asumió la totalidad de las funciones ejecutivas en la petrolera, responsabilidad que venía compartiendo con el presidente de la compañía, Brufau. En total, los dos principales directivos de la petrolera recibieron 5,8 millones en 2015, la misma cantidad que en 2014.

A sus retribuciones, se suma la de otro consejero ejecutivo, Luis Suárez de Lezo, que recibió 2,6 millones de euros, un 10% menos. En total, el consejo de Repsol recibió 12,6 millones de euros de retribución en 2015, un 0,8% más que los 12,5 millones recibidos en 2014.
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.