29 febrero 2016

Pedro Sánchez hará una nueva oferta a Podemos y las fuerzas de izquierdas para que respalden su investidura

Pedro Sánchez no se resigna. Así se lo ha transmitido a los dirigentes del Comité Federal que van a ratificar el acuerdo con Ciudadanos que aprobó la militancia este sábado. Y para eso hará una nueva oferta a Podemos y las fuerzas de izquierdas para intentar conseguir su apoyo para la investidura. Aunque no ha dado muchos detalles sobre la oferta que su equipo trasladará a las que Sánchez denomina "fuerzas del cambio", ha asegurado que será una propuesta de "acuerdo valiente" que vaya "más allá" del pacto con Ciudadanos en algunas medidas, como la lucha contra la corrupción o en el plan de emergencia social.

A lo largo de este lunes, Ferraz trasladará al resto de fuerzas su propuesta de acuerdo. "Durante el día de hoy a todas las otras fuerzas del cambio de izquierdas les vamos a proponer un acuerdo, una oferta para que se sumen al cambio y pongan fin al Gobierno del PP", ha anunciado Sánchez, que considera que será "un acuerdo que va a ser coherente con el acuerdo que hemos firmado con Ciudadanos". "Va a ser valiente y va a ir mas allá", ha expresado. "Reforzará el plan de emergencia social, el mercado laboral, impulsará la transición energética y la lucha contra el cambio climático -ha explicado-. Será un acuerdo que reforzará la igualdad de oportunidades y la lucha contra la corrupción y que reconocerá un nueva política de asilo".


El PSOE enviará este lunes un documento a cada una de las "fuerzas del cambio" que se enmarcan en el espectro de la izquierda (IU-Unidad Popular, Compromís, Podemos y cada una de sus confluencias), según han informado fuentes de la dirección. Esas mismas fuentes han precisado que el texto será distinto para cada una de esas formaciones, aunque con un núcleo común. Las diferencias dependerán de los programas de cada partido así como de los avances que ya se produjeron con IU-Unidad Popular y Compromís durante las conversaciones. En el caso de la coalición de Mónica Oltra, por ejemplo, figurará la parte de la "agenda valenciana" que negociaron antes de que Compromís se levantara de la mesa tras el rechazo de Podemos al acuerdo con Ciudadanos. 

Con esa nueva oferta, Sánchez intentará contrarreloj sumar a esas fuerzas para conseguir el respaldo suficiente en la investidura. Por el momento, Podemos y las confluencias, Compromís e IU-Unidad Popular han anunciado su 'no' a Sánchez al considerar "incompatible" con sus programas el acuerdo con Ciudadanos. Los de Pablo Iglesias han dejado la puerta abierta al diálogo, pero tras esta primera sesión de investidura. 

"Por nosotros no va a ser -ha dicho Sánchez tras su anuncio-. Renuncio a que España siga en funciones, no me resigno a que las fuerzas del cambio sumen y tengamos por fin un gobierno de cambio y de progreso. Tendemos la mano a esas fuerzas. Espero que logremos ese apoyo para que esta semana tengamos un gobierno socialista, un gobierno progresista y un gobierno de cambio".

Aunque Sánchez mantiene que el pacto con Ciudadanos no se toca -ya dijo que no tenía "fecha de caducidad"-, se ha comprometido a "impulsar" otras medidas en las que estén de acuerdo con las fuerzas de izquierdas y "no estén incluidas" en el documento firmado con Albert Rivera. "Habrá partidos que dirán que no están de acuerdo con las 200 mejoras [de ese acuerdo] pero la peor de esas medidas es mucho mejor que seguir manteniendo a Rajoy en el Gobierno", ha expresado. 

En su intervención ante el Comité Federal que ha ratificado el resultado de la consulta a la militancia sobre el acuerdo con Ciudadanos, Sánchez ha insistido en la idea de que las "fuerzas del cambio" deben unirse con tal de echar al PP del poder y ha asegurado que el acuerdo con Ciudadanos es un "buen primer paso" para conseguirlo. Además, ha defendido las medidas que figuran en ese acuerdo: "Mienten los que dicen que no se toca la reforma laboral", ha afirmado Sánchez, que ha defendido que se tocan aspectos básicos que suponen "de facto" su derogación y ha subrayado que refleja "200 mejoras", como la lucha contra la corrupción, la inclusión de un ingreso mínimo vital, la recuperación de la ley de dependencia o la propuesta "de una solución" para el conflicto territorial en Cataluña a través de la reforma de la Constitución. 

Sánchez se ha congratulado por el resultado de la consulta a la militancia por la "abrumadora" victoria del 'sí' y se ha parafraseado a sí mismo al reiterar que los socialistas han hecho "historia" con ese referéndum -la misma expresión que utilizó tras los resultados del 20D y que provocó el enfado de los barones más críticos que le recordaron que fueron los "peores" del socialismo en democracia-. Tras lamentar que el pacto de izquierdas no suma escaños suficientes para salir adelante, ha reconocido que el que ha sometido a las bases, tampoco. "Ya lo sabíamos, es más, también os digo que si queremos avanzar y salir del bloqueos este acuerdo es un buen paso", ha expresado.

"Pase lo que pase durante esta semana lo más importante es que habremos puesto en marcha el reloj de la democracia y solo por eso merecerá la pena el paso que vamos a dar mañana", ha señalado Sánchez ante las voces que pronostican que no logrará sacar adelante la investidura y que han llegado a poner en duda que haya sometido a las bases el pacto con Ciudadanos sabiendo que no sumaba.

La reunión del Comité Federal ha durado apenas una hora y media y no ha habido grandes discrepancias más allá de los reproches de Izquierda Socialista, que se opone al pacto con Ciudadanos, y el presidente de la Diputación de Jaén, que ha criticado la supresión de las diputaciones. Solo diez dirigentes han pedido la palabra, entre ellos los barones más afines al secretario general. Los presidentes más críticos, que protagonizaron duras intervenciones contra Sánchez en la última convocatoria de ese órgano, no hablarán en este caso. Desde su entorno expresan que lo relevante hoy es el proceso de investidura que comienza este martes con la intervención del candidato socialista. No obstante, muchos ven complicado que salga con éxito, como ha reconocido Emiliano García-Page, que ha admitido que hay un 50% de posibilidad: que Sánchez sea presidente o que se repitan las elecciones.
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.