03 febrero 2016

Bárcenas señala a Cospedal como máxima responsable de la destrucción de los discos duros

La investigación de la financiación irregular del PP ha vuelto este miércoles a los juzgados con la reapertura del caso de la destrucción de los discos duros de Luis Bárcenas. El extesorero ha señalado a la cúpula del partido, esta vez para responsabilizarla de la presunta obstrucción a la investigación que la Audiencia Nacional seguía por la caja B. Bárcenas ha personificado en María Dolores de Cospedal la destrucción de las memorias informáticas que contenían información sobre la "contabilidad paralela" del PP, según fuentes jurídicas.

El extesorero del PP, el primer citado este miércoles, ha declarado durante dos horas ante la jueza Rosa María Freire. Durante su testimonio ha señalado a los responsables de las áreas jurídica, informática y a la gerente del partido, Carmen Navarro. A continuación ha remarcado que todos actúan a las órdenes de la Secretaría General del PP. Bárcenas no va contra el PP, ni contra Rajoy, añaden fuentes próximas a su entorno, pero señala a una persona que, según él, le tiene "mucha inquina", en referencia a Cospedal.


El extesorero del PP ha relatado dos intentos por borrar pruebas tras su salida de Génova. El primero quedó en intentativa porque su cuñado, Antonio de la Fuente, lo impidió como jefe de seguridad que era. Ocurrió cuando Alberto Durán, siguiendo instrucciones de Cospedal, habría intentado entrar en la sala Andalucía, que Bárcenas había estado utilizando para trabajar en su última época en el PP. De la Fuente declaró como testigo esta mañana y ratificó esta versión, según las citadas fuentes.

El segundo intento logró su objetivo. Con un cerrajero, otro miembro de seguridad entró en la citada sala, "bajo la responsabilidad de Durán". Después de escuchar este testimonio, Izquierda Unida ha solicitado la imputación de Durán. La jueza ha decidido entonces suspender la declaración como testigo del abogado hasta que resuelva la solicitud de la acusación popular.

Fue en esa entrada a la sala cuando se sustrajeron, según Bárcenas, los ordenadores personales. Uno de ellos, el Toshiba, contenía "información histórica" del partido: hojas de cálculo, archivos word... información que completaba la manuscrita sobre la "contabilidad oficial y paralela" del partido. Toda esa documentación fue copiada en un pen drive por Bárcenas y quedó a salvo, incorporada a la causa de la Audiencia Nacional.

Recibís de sobresueldos

El otro ordenador, de la marca Apple, contenía datos "confidenciales" del PP y personales. Por ese motivo lo guardaba en un portátil y no en el fijo, ha explicado Bárcenas. En la memoria había pantallazos de correos electrónicos, comprobantes de donaciones, "comunicaciones cruzadas" y recibís por sobresueldos de personas que Bárceas no ha identificado. Todo se ha perdido con la destrucción de la memoria.

El exjefe de seguridad también ha negado que hubiera un protocolo de seguridad que aplicar a la destrucción de los discos duros, en contra de lo defendido por el PP. El partido llegó a entregar ese documento al juez Ruz. La declaración de De la Fuente esta mañana refuerza la sospecha de la acusación popular de que se trató de una prueba prefabricada.

A última hora de esta mañana declaraba la exsecretaria de Bárcenas, Estrella Domínguez, quien ha exasperado a la jueza por su falta de memoria. Domínguez no sabe nada de portátiles, ni de la entrada en la sala, a pesar de que fue durante años la secretaria del tesorero.

Admitida a trámite como está la querella presentada en su momento por Izquierda Unida y otras organizaciones -a la que se adhirió UPyD y Observatori Desc-, la situación de querellado del PP equivale igualmente a la de imputado, el primero de los partidos en esa situación en la historia española, tras la reforma que permite pedir responsabilidades penales a una formación política.
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.