28 enero 2016

Los buenos datos de paro de 2015 no evitan que el PP acabe la legislatura con destrucción de empleo

Lectura agridulce para el PP y los datos de empleo de cierre de legislatura. El último dato de la Encuesta de Población Activa (EPA) reflejan una significativa mejora del mercado laboral en el último trimestre de 2015. Los principales elementos que miden la salud del mercado de trabajo mejoran, como la bajada de los parados (678.000 menos que un año antes) y la ocupación que crece en más de medio millón de personas respecto al trimestre de otoño de 2014. Sin embargo, los buenos datos no logran compensar la destrucción de empleo que se vivió durante la primera parte de la legislatura del PP. El saldo para el mercado de trabajo español del Gobierno de Mariano Rajoy arroja 59.000 empleos menos y 567.000 personas desaparecidas del mercado de trabajo, esto es, activos que ya no están en España.

Gracias a esta reducción de la población activa, la tasa de paro sí ha bajado significativamente hasta quedarse en un 20,9%, mejor de lo esperado por el propio Ejecutivo que aventuraba una tasa de paro del 22% en sus últimas previsiones. Eso sí, la tasa de actividad (el porcentaje de la población dispuesta a trabajar) no logra recuperar la cota del 60% en la que estaba cuando Rajoy llegó al Gobierno.


Además, la tasa de temporalidad ha repuntado hasta situarse por encima del 25% reflejando que la creación de empleo está siendo mucho más rápida por la vía de las contrataciones temporales que las indefinidas. Este fenómeno parece casi inevitable en España donde en las recesiones se destruye masivamente empleo temporal que es el primero que se genera después. Con todo, cabe destacar, que la composición del tipo de empleo del último trimestre del año muestra una mejora en el tipo de puestos de trabajo que se están creando.

Así, aunque en el conjunto del año se crearon 170.000 empleos indefinidos frente a los 335.100 temporales, en el trimestre de otoño la tendencia se da la vuelta con una caída del empleo temporal (de 63.600 personas) y una mejora del empleo indefinido (103.400 más).

Un trimestre atípico para el empleo

Pero no todo son buenas noticias en el tipo de empleo que se creó en el último coletazo del año. La agricultura fue el sector que más ocupación generó y la Industria vio reducirse sus plantillas con 55.500 ocupados menos. En el conjunto del año todos los sectores crean ocupación, incluso la Industria, aunque las cifras son muy diferentes. Si el sector servicios se lleva de calle la creación de empleo (421.500 ocupados más) la industria solo ha logrado crear en todo el ejercicio 24.600 puestos de trabajo.

En el saldo de los cuatro años de Gobierno del PP solo el sector servicios ha creado empleo. En el resto de actividades los puestos de trabajo han disminuido, en el caso de la industria en casi 100.000 empleos.

Además, el ritmo de creación de empleo del último trimestre del año se aminora ligeramente respecto al trimestre de verano, cuando la tasa a la que se crearon puestos de trabajo estaba por encima del 3%. La diferencia aún es nimia como para anticipar un agotamiento en la creación de empleo y en términos desestacionalizados (descontando el efecto del calendario) mejora. En números absolutos la creación de empleo en este trimestre frente al anterior también es menor.

Hay otros datos llamativos que contradicen la tendencia del conjunto del año. Así, en el trimestre se creó más empleo entre mujeres que entre hombres, cuando en el año fueron los hombres los que consiguieron la mayoría de los nuevos puestos de trabajo. Además, en estos últimos tres meses se destruyó empleo entre los jóvenes de 20 a 24 años y se creó entre los mayores de 40. Se frena además la creación de autoempleo.

En todas las comunidades se crea empleo en el año salvo en Cantabria. Y se reduce el número de hogares con todos sus miembros en paro a 1,5 millones.
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.