29 diciembre 2015

Mariano Rajoy pide una gran coalición y no descarta ofrecer ministerios a PSOE y Ciudadanos

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido este martes el apoyo de PSOE y Ciudadanos a su investidura. A cambio, el presidente en funciones ha abierto la puerta a acometer "las reformas que necesita España", sin concretarlas, y no la ha cerrado a negociar puestos en un posible gobierno de coalición, aunque tampoco los ha especificado. "Esos ya son los detalles, habría que hablarlo", se ha limitado a señalar.

Tras reunirse en el Palacio de la Moncloa con los líderes de estos partidos, así como de Podemos, el presidente en funciones ha constatado que coincide con Pedro Sánchez y con Albert Rivera en las cuestiones fundamentales: la unidad de España, las políticas económicas, el papel de España en la UE y la lucha contra el terrorismo. Dicho Ejecutivo podría "acometer por amplios consensos las reformas que necesita España".


"Lo más razonable y lo que más se ajusta a la voluntad mayoritaria es formar un Gobierno de amplio apoyo parlamentario", ha señalado Mariano Rajoy en una rueda de prensa en La Moncloa. Ese "Gobierno amplio" debería liderarlo el PP, primera fuerza en votos y escaños el pasado 20 de diciembre. Y así se lo ha comunicado a los otros candidatos. "Les he transmitido a todas las fuerzas mi posición, que el PP ha ganado las elecciones y va a intentar formar gobierno porque es su obligación", ha señalado Rajoy. El presidente del PP ha recordado que su partido obtuvo en las elecciones generales "más de un millón más y 33 escaños más" que el segundo partido, el PSOE.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ya ha anunciado sin embargo su intención de votar 'no' a una investidura de Mariano Rajoy tanto en primera como en segunda votación. Este mismo martes, su número dos, César Luena, ha insistido en la misma idea. Sánchez está dispuesto a encabezar un "gobierno de cambio" con Podemos, aunque la postura del partido de Pablo Iglesias sobre un referéndum en Cataluña complican un posible acuerdo.


Además, Sánchez se enfrenta a una gran oposición interna, aunque de momento creen haber salvado de momento la rebelión de barones regionales que encabeza la presidenta andaluza Susana Díaz.

El propio Rajoy ha reconocido las dificultades de negociar con el PSOE. El candidato del PP ha revelado que en su reunión con Pedro Sánchez no tuvo "oportunidad de decir nada porque desde el primer momento se me manifestó cuál era su posición" lo que hizo "muy complicado decir absolutamente nada". "Con los otros dos grupos", ha proseguido Rajoy en referencia a Podemos y Ciudadanos, "he tenido más posibilidades de hablar". Con Sánchez se reunió durante 30 minutos, más de hora y media con Iglesias y una hora con Rivera.

Eso sí, ha dejado claro también que "es evidente" que el PP y el partido de Pablo Iglesias no coinciden "en los asuntos fundamentales" aunque "sí fue de coincidencia en muchos asuntos fundamentales la reunión con Ciudadanos".

Albert Rivera ya señaló el último día de la campaña que, en caso de no ganar las elecciones, propiciaría que gobernara el partido más votado en un giro copernicano a su posición previa. Tras reunirse con Rajoy este lunes, Rivera ya propuso un pacto a tres basado en tres ejes: "Unidad de los españoles, regeneración democrática y estabilidad económica". Una formulación que se aproxima mucho a la planteada este martes por el candidato del PP. 

En su breve alocución, Rajoy ha insistido dos veces en la necesidad de buscar un "Gobierno de amplio apoyo parlamentario" y ha abierto la posibilidad de pactar con PSOE y Ciudadanos las reformas que han planteado en campaña. "Creo que esta solución sería muy positiva para hacer por amplios consensos las reformasque necesita España y para preservar la unidad, la soberanía y la igualdad; para mantener nuestro protagonismo en Europa y mantener el crecimiento y el empleo", ha insistido.

Eso sí, el presidente en funciones ha descartado dar un paso atrás y promover a otro candidato en su lugar para lograr ese amplio consenso. 

Rajoy ha reconocido que en el Congreso "hay muchas voces, más que en ninguna ocasión" pero que aunque "la mayoría de los españoles han votado a diferentes formaciones coinciden en cuestiones fundamentales: "La unidad de España; la defensa de la soberanía y de la igualdad de todos los españoles en derechos, deberes y obligaciones; mantener el crecimiento y el empleo; el papel de España en la UE; y la lucha contra el terrorismo, entre otras". 

Eso sí, Rajoy ha cerrado la puerta a negociar los primeros cargos que se tienen que nombrar en el Congreso. "El presidente del Congreso debe ser de la fuerza política que tenga más apoyos, en este caso el PP", ha señalado. Y ha respondido directamente al PSOE: "Pretender presidirlo con 90 escaños no es razonable". Menos tajante se ha mostrado cuando le han preguntado por la opción de ceder la vicepresidencia del Gobierno o algunos ministerios a los partidos con los que pacte: ""Esos ya son los detalles, habría que hablarlo".

El líder del PP cree que la única opción viable es la que ha planteado y ha señalado como normal que los líderes de PSOE y Ciudadanos le hayan negado de momento su apoyo ya que, ha asegurado, los contactos que han mantenido hasta ahora son preliminares. "No veo una alternativa al planteamiento que he hecho yo. Es la que responde al sentido común y la mejor para los españoles", ha zanjado.

Nuevas elecciones en Cataluña

El presidente en funciones ha rechazado la opción de unas nuevas elecciones generales y, en cualquier caso, Mariano Rajoy volvería a ser el candidato del PP. Para ello, ha dicho, ha "recibido un fuerte apoyo en el último Comité Ejecutivo".

El escenario de la repetición sí lo ve probable en Cataluña. "Lo que hay que poner sobre la mesa es que la ley hay que cumplirla y no se puede jugara las rupturas y dar espectáculos lamentables como estamos viendo", ha señalado Rajoy, quien ha recordado que "no ha sido ni el PSOE, ni Ciudadanos ni el PP quien ha generado la situación que hay en Cataluña".

Rajoy además ha criticado la opción de que Artur Mas sea investido presidente de la Generalitat con el apoyo de la CUP. "Cualquier gobierno apoyado por la CUP es un desastre", ha zanjado. El presidente del PP ha conminado a Mas a lograr otra mayoría y, en caso contrario, a ir a unos nuevos comicios.
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.