13 diciembre 2015

Fuerzas de élite abatieron a los terroristas varias horas antes de acceder al bunker de los supervivientes

Un grupo de asalto noruego y otro estadounidense, apoyados por fuerzas afganas, acudieron a la embajada española en Kabul para auxiliar al personal español del ataque terrorista que estaba sufriendo a manos de un comando integrado por tres individuos. Los soldados de élite abatieron a los terroristas con impactos de bala que, en el caso de uno de los asaltantes le supuso perder gran parte de la cabeza, según unas fotógrafías a las que ha tenido acceso eldiario.es y que, por su dureza, ha optado por no reproducir.

La anulación del comando, sin embargo, no supuso el rescate inmediato de los españoles que aguardaban en el bunker del edificio. El protocolo que se utiliza en estos casos hizo que las fuerzas aguardaran a que amaneciera. Comprobaron durante horas que los terroristas no habían sembrado la zona de artefactos, como han hecho en ocasiones anteriores. Por su parte, los policías españoles y otro personal refugiado aguardaron con paciencia durante casi doce horas.


El primer policía español que falleció fue el subinspector Jorge García Tudela. Aún existen dudas de si por efecto del coche bomba que los terroristas utilizaron para acceder al edificio o alcanzado por los primeros disparos de los terroristas que sucedieron a la explosión. Las fuentes policiales consultadas aseguran que solo la autopsia podrá esclarecerlo.

Isidro Gabino San Martín falleció por las heridas sufridas al intentar rescatar al subinspector. Como no respondía a las llamadas, él y otro policía salieron en su busca, momento en el que San Martín fue alcanzado por los disparos de los terroristas, ubicados en un piso alto. El tercer policía pudo sacar de la zona a San Martín y llevarlo a un hospital. Al llegar al centro médico, el policía falleció. El agente que lo acompañaba sufrió heridas leves. De ahí, la confusión de la tarde del viernes sobre la sola existencia de un policía herido cuya vida no corría peligro.

Durante todo el día han recorrido los móviles de policías en España unos mensajes de whatsapp que aparecían como escritos en primera persona por agentes presentes en la embajada en el momento del ataque. La Comisaría General de Información, estructura antiterrorista de la Policía, ha abierto una investigación para esclarecer su origen. Los siete policías que han sobrevivido al ataque han negado a sus superiores haberlos enviado. En ellos se mezclan algunos hechos ciertos con otros que no lo son, según fuentes policiales.

Por ejemplo, un supuesto policía asegura haber estado 12 horas bajo fuego cruzado y explosiones de granadas, cuando el asalto fue resuelto por los comandos especiales en un tiempo menor, según las fuentes consultadas. Los agentes permanecieron 12 horas encerrados por el protocolo aplicado para acceder al edificio en una situación como esta. eldiario.es pasó toda la jornada intentando certificar el verdadero origen de esos mensajes. Al no conseguirlo, decidió no publicar su contenido. Un sindicato policial incluyó el texto completo de uno de los whatsapp en una nota de prensa.
eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.