13 noviembre 2015

Madrid veta aparcar en el centro a los vehículos de no residentes al persistir los niveles de polución

La contaminación en el centro de Madrid no da tregua. Los niveles de dióxido de nitrógeno persisten, y el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha este viernes una serie de medidas correspondientes a la fase 2 del protocolo para episodios de alta contaminación. Será la primera vez en la historia que se restrinja el estacionamiento a no residentes en el centro de la capital. Además, continúa la reducción de la velocidad a 70 kilómetros por hora en la M30 y las vías de acceso.

Las restricciones que pondrá en marcha el Consistorio, aprobadas el pasado mes de marzo durante el Gobierno de la conservadora Ana Botella, para intentar reducir o eliminar la boina de contaminación tienen que ver con el estacionamiento. Los parquímetros no funcionarán y estará prohibido aparcar en la zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) a los no residentes excepto transporte público, transporte escolar, vehículos comerciales, vehículos 'cero emisiones' y a personas de movilidad reducida.


Respecto a los hospitales que se encuentran en el centro de la ciudad de Madrid, el Ayuntamiento ha aclarado que los agentes encargados de la vigilancia del SER tienen la orden de ser sensibles al uso en esas zonas. El consistorio indica que "en ningún caso" se prohibirá aparcar a pacientes o acompañantes.

La fase 2 del protocolo se activa si se cumplen dos días con niveles de preaviso, uno de aviso y el problema no remite. El nivel de preaviso se pone en marcha cuando en dos estaciones de una misma zona se superan los 200 microgramos/m3 de dióxido de nitrógeno durante dos horas consecutivas. El nivel de aviso queda activado si en dos estaciones de una misma zona se superan los 250 microgramos/m3 también durante dos horas.

Las fases previstas en el protocolo son acumulativas, por lo que este viernes los conductores se encontrarán con que, además de circular como máximo a 70 kilómetros por hora por las principales carreteras, no pueden aparcar en la almendra de la capital.

Por otro lado, la EMT reforzará su servicio en las 55 líneas diurnas de la red de autobuses y los parquímetros permanecerán apagados ofreciendo información sobre la contaminación y las restricciones en el aparcamiento. Renfe, por su parte, ha reforzado el servicio de Cercanías en una de sus líneas, la C5, que une Móstoles con Humanes pasando por localidades como Leganés, Fuenlabrada y Madrid ciudad, según ha informado Europa Press. Se ha elegido esa línea por ser la que tiene más pasajeros habitualmente y no está previsto incrementar otras líneas, aunque eso dependerá de cómo evolucione la afluencia de usuarios.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha valorado positivamente la respuesta de los ciudadanos ante estas medidas. En declaraciones a Onda Cero recogidas por Efe, ha apuntado a una disminución de vehículos en el centro de Madrid "a primera vista" en las primeras horas de la jornada.

El gobierno de Carmena ha recomendado a través de sus redes sociales utilizar el transporte público para reducir de manera directa la contaminación. También ha recordado a los madrileños que tengan dudas que pueden informarse llamando al 010.

eldiario.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios publicados serán supervisados para evitar las opiniones violentas, amenazantes o discriminatorias y el Spam, adecuándose a la normativa del cuidado al usuario de CTV. Gracias por su comentario.