03 octubre 2015

Crédit Suisse estima que el escándalo de Volkswagen puede costarle a la compañía hasta 78.000 millones

Las consecuencias económicas del caso Volkswagen pueden ser desastrosas para la compañía. Un informe de Credit Suisse estima que en el peor escenario los costes para el fabricante pueden ser hasta un 60% superiores a los que tuvo que hacer frente BP con el vertido de petróleo en el golfo de Mexico. La horquilla que ofrece la entidad se mueve entre los 23.000 millones de la hipótesis más conservadora a los 78.000 millones del escenario más grave. En estas cantidades, Creditt Suisse incluye tanto el coste de las revisiones y los arreglos de vehículos como las demandas a las que se enfrenta la compañía.
Por el momento, el fabricante de automóviles ha hecho una provisión económica de 6.500 millones además de lanzar un aviso al mercado -conocido como profit warning- para hacer frente a los posibles costes que el caso pueda conllevar. Sin embargo, incluso en el escenario más conservador la cifra de Credit Suisse supone multiplicar por 3,5 veces la cifra provisionada por el fabricante de automóviles.
Italia tiene 648.458 coches afectados por el escándalo de VolkswagenLa variación entre escenarios depende en gran parte de cuánto sea el desembolso que la compañía tenga que hacer para solucionar el problema de los vehículos y restablecer las condiciones para que cumplan la normativa vigente. Así, en el escenario más bajo los analistas estiman un coste por vehículo de 300 euros que pueden ascender hasta los 2.000 euros en el escenario más duro.
Los analistas del banco consideran que el gasto mayor se derivará de la compensación que tenga que hacer la compañía a los consumidores y estiman que esta partida puede ascender en el escenario más grave hasta los 33.000 millones de euros. Una cifra dentro de la cual se encontrará tanto la revisión de los vehículos como los ajustes necesarios para que una vez que se retiere el software falseador de emisiones el vehículo no pierda potencia ni aumente consumo.
Las consecuencias en la financiera
El banco también advierte de que la unidad de servicios financieros puede verse fuertemente afectada por el escándalo que vive el fabricante de vehículo. El brazo financiero de Volkswagen es el encargado de ofrecer créditos a los consumidores que compran sus vehículos, incluyendo los modelos de Porsche y Audi.
Desde que el caso salió a la luz, la financiera está viéndose obligada a pagar más por tomar prestado el dinero que necesita por los créditos al consumo. Credit Suisse considera que esta puede incluso necesitar una inyección de capital desde el resto del gripo para mantener el negocio.

Los analistas además dan un precio objetivo de alrededor de 82 euros, lo que supone que todavía pueda desplomarse un 20% más en Bolsa. La compañía acumula un desplome del 43,12% desde el cierre del 18 de marzo, justo antes de que se conociera la denuncia de la agencia de protección ambiental de Estados Unidos, así la acción ha caído desde 162,4 euros de cierre de ese día hasta los 92,36 euros que ha cerrado este viernes.

eldiario.es